sábado, 10 de diciembre de 2011

2 de abril. Juanón Lucero.

 Después de un Domingo bravo que se volo con el viento, 

llego el maestro a la escuela, cansado y con mucho sueño, 
como se pasan los días que ya casi lo siento, 
se deflecan la semana y otra mas sin remiendo. 
Suena el timbre y más de cuatro le corren carrera al tiempo, 
por que aquel que llega tarde es media falta de arresto, 
y sera una falta entera al que se quedo durmiendo, 
el estudio es necesario hasta pa´ser barrendero, 
y hay que cuerpear a la entrada, por que si no-porque sino se pone feo. 
Forman filas, y la bandera se confunde con el cielo, 
y le cantan por ser criolla el alumnado completo 
un canto de patriotismo cunde adentro del pecho, 
después, después silencio profundo, como señal de respeto, 
saludos a los profesores y derechito p'adentro, 
Alza el tono profesor y a la vez se pone serio, 
_Hoy es Lunes 3 de Abril, tenían un deber, ¿lo han hecho?,
A ver, Marcelo Gutierrez pasa acá al frente y leélo.
Se pone de pie el muchacho y empieza a leer como con miedo, 
"_El 2 de Abril, el 2 de Abril en mi patria se vuelve rojo misterio 
y se mancha el almanaque por que es un día muy nuestro, 
con la sangre de esos hombres que con honor defendieron 
el suelo de aquellas islas que según dicen en nuestro, 
le pido a Dios poderoso que cuiden a los que murieron 
y grito ¡viva la patria! como un homenaje a ellos"
El profesor lo felicita y se sienta el chico contento, 
uno a uno de la clase su homenaje va leyendo, 
y el profesor evalúa como midiendo el talento. 
_A ver, a ver, Gustavo Maciel, mostranos que lo que has hecho. 
Se queda callado el muchacho, hijo de padres tamberos, 
y responde a la insistencia: _Yo no hice nada maestro. 
Hay un silencio de tumba en la sala. 
_Pero Maciel, pero Maciel, ¿qué me ha hecho?, 
si no hizo los deberes es una falta de respeto, 
yo soy nuevo en esta escuela y voy cuidar mi puesto 
y a nadie voy a permitir que me anden tomando el pelo. 
Se larga a llorar Maciel con la cara entre los dedos, 
suena el timbre y los demás se van a jugar al recreo. 
Cae un 1 a la libreta que le duele hasta el mismo maestro, 
que al verlo llorar se acerca a ofrecerle consuelo. 
_¿Por qué no hiciste el deber, por qué no hiciste el deber?, 
contestáme, séme sincero. 
Y responde el muchacho entre sollozo y lamento, 
_Allá en la isla señor, allá en la isla señor yo tengo un hermano muerto, 
se fue a defender la patria y todavía lo espero...
El profesor lo miraba boquiabierto 
y solo atino a decir "¿por qué no me lo dijeron? ¿por qué no me lo dijeron?", 
Caminó hasta al lado del niño, le dio un abrazo y beso, 
se volvió p'al escritorio y borró el 1 que había puesto. 
Y al retirarse se oía ... "¿por qué no me lo dijeron?, ¿por qué no me lo dijeron?"
La bandera, la bandera a media asta eternamente de duelo, 
busca una explicación por sus hijos que no han vuelto, 
yo sé bien que no es justo que a uno le roben el suelo, 
pero tampoco es justo hacerse matar por ello. 
No olviden que el fin no justifica los medios. 
Vayan estos versos sencillos a los chicos que murieron, 
inocentes criaturas como el Maciel de mi pueblo, 
porque el 2 de Abril en mi patria se vuelve rojo misterio 
y se mancha el almanaque porque es un día muy nuestro, 
con la sangre de esos hombres que con honor defendieron 
el suelo de aquellas islas que según dicen es nuestro, 
le pido a Dios poderoso que cuiden a los que murieron 
y grito ¡viva la patria, viva la patria! 
en homenaje a las criaturas que por Malvinas su vida dieron. 

4 comentarios:

  1. Alguien me podría decir quien hace el recitado un empate sin final..y pasar la letra gracias

    ResponderEliminar
  2. Alguien me podría decir quien hace el recitado un empate sin final..y pasar la letra gracias

    ResponderEliminar